Resolviendo un problema con los dedos de una mano

Llega el final del curso y toca ver resultados.

En varias ocasiones he utilizado la destreza de pensamiento “resolución de problemas” . Fiel a las directrices de Robert Swartz, he utilizado el mapa de pensamiento en cada ocasión.

Hoy he querido dar un paso más.

A primera hora de la mañana un niño ha cerrado la puerta y le ha pillado el dedo a una compañera. Cuando tenemos algo que resolver siempre recurrimos al “círculo de amigos” y, ésta, me pareció una ocasión que podíamos afrontar desde una resolución de problemas. Pero esta vez no utilizaría el mapa sino los dedos de las manos para guiar el pensamiento. Así favorecemos la transferencia del pensamiento a diferentes situaciones de la vida.

Reunidos en el círculo, lo primero que hacemos en centrar el problema. Ellos tendían a buscar un culpable, pero una de las mejores cosas que he encontrado en el desarrollo del pensamiento es que focaliza en las soluciones. Así comienza nuestro juego:

El dedo pulgar, define el problema. En este caso, “la puerta puede hacernos daño”

El dedo índice indica las posibles soluciones. La clave está en apuntar todas sus ideas, sin valorarlas, así se sienten libres de expresar sus pensamientos. Como siempre, siempre me sorprenden:

  • Poner un lego para que no se cierre del todo
  • Poner algo blandito
  • Comprar una puerta que no nos haga daño
  • Comprar una puerta de madera con una cosa negra blandita en un lado
  • Ir a la playa y poner arena en una bolsa para ponerla en la puerta y que no se cierre
  • Cerrar la puerta despacito
  • Elegir a un responsable de la puerta

El dedo corazón nos hace pensar en nuestras ideas, valorando si cada una de ellas es buena o mala idea.

El dedo anular nos hace elegir la mejor solución. En este caso, poner algo blandito en la puerta.

Y con el meñique en alto actuamos.

Con el grupo buscamos esponjas y las colocamos de forma rudimentaria en la puerta. Después fuimos a ver al administrador del centro y le contamos el problema y la solución que habíamos encontrado.

Lo mejor de la experiencia fue ver cómo los alumnos reconocían las fases del mapa y utilizaban sus dedos para ordenar su pensamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s