Crítica constructiva de un e-Portfolio

Me he metido de lleno en el curso que INTEF ofrece al profesorado sobre la creación del Portfolio Digital Docente.

Pasito a pasito hemos ido clarificando ideas y estructurando nuestro, no tan lejano Portfolio.

Una de las actividades consistía en la elección de un e-Portfolio que nosotros considerásemos “completito” con el fin de hacer un análisis del mismo, buscando sus puntos fuertes y posibles aspectos de mejora.

Le he echado el ojo al blog peleandoconlastic.blogspot.com Sin título.png

Confieso que poniendo la mirada en Mi Portfolio, me he venido “un poco” abajo. ¿Lograré alcanzar este nivel de profesionalidad? ¡Cuánto contenido! ¡Qué bien organizado!

Después me he acordado de Fernando Trujillo y sus experiencias memorables. Así que he cogido aire y lo he vuelto a mirar segura de conseguir un gran Portfolio al concluir el curso. De mi análisis puedo decir que:

  • “Peleandoconlastic” es un Portfolio en formato blog. Su menú está dividido en más de diez pestañas que organizan toda la información que el autor ha pretendido reflejar en él. Visualmente invita a ser visitado: cada página presenta una sola entrada totalmente desarrollada y a la derecha los widget en menor tamaño. En cuanto al contenido, el autor conjuga su desarrollo profesional (publicaciones, cursos, títulos, etc.) con su práctica docente, en este momento fuera de las aulas. La página principal recoge experiencias en las que se conjugan las palabras con las imágenes (vídeos, infografías, etc.). También ofrece recursos digitales a otros docentes en la temática presentada en la entrada.
  • En cuanto a los aspectos a mejorar, no sabría que decir. Es un profesor que se mueve, que mueve su página y que mueve a otros docentes. Es un gran reto mantener una actitud contagiosa en pro del cambio y la innovación.
  • Quizás sólo podría decir que echo en falta una reflexión sobre su propia evolución. Tendemos a compartir nuestros éxitos, pero no solemos hacer referencias a las caídas que hemos sufrido en el camino. Hace unos días escuché una frase que me hizo pensar y valorizar, aún más, el valor del error en el/mi proceso de aprendizaje.

Dicen que cuando Thomas Edison inventó la bombilla, un periodista le preguntó: “¿Es cierto que fracasó dos mil veces antes de conseguir inventar la bombilla?”. Edison respondió: “No ha sido un error, no he fracasado ni una sola vez. Simplemente he necesitado dos mil pasos para llegar al resultado esperado”

Esta valorización del error es algo ante lo que no hemos sido educados. Solemos esconder nuestros fracasos porque así nos lo han enseñado. Yo misma me cuestiono mi reflexión en el Portfolio. ¿Cómo hacerla para que sea constructiva, para que muestre un proceso en el que es necesario caerse para poder levantarse?¿Cómo generar una reflexión que invite a otros docentes a vivir la fantástica experiencia del abismo?

Bueno, seguimos en camino….a por nuestro e-Portfolio

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s