El valor de la Fraternidad

Muchos son los autores que analizan, desde una perspectiva ética, las metodologías emergentes como modelos educativos en una sociedad plural y participativa.

Es fácil oír hablar de solidaridad, igualdad, respeto, libertad y diálogo. Además, los expertos explican la diferencia que existe entre habilidad social y moral, apuntando que las habilidades morales están encaminadas al entendimiento, ayuda mutua e igualdad en la dignidad.

Es cierto que todos estos valores apoyan y benefician a estas nuevas tendencias de vanguardia, pero hay una que no se nombra y aporta un fruto mayor, La Fraternidad.

La Fraternidad es el reconocimiento absoluto del otro. Bajo su concepción cristiana, humanista o política, el hombre que cree en la Fraternidad rompe las barreras de la inclusión, rechazando la discriminación y apuesta por generar relaciones que impliquen un camino de ida y otro de vuelta (bidireccionalidad de las relaciones).

Todos los estudios demuestran que una enseñanza basada en valores genera climas sociales más armónicos en las escuelas.

Durante los últimos años, la educación  ha anclado la enseñanza en valores, adquiriendo gran relevancia su dimensión relacional.

El término “Fraternidad” no tiene presencia explícita en el currículo, pero sí lo hace su significado y orientación moral en los valores de inclusión, solidaridad y cohesión social.

Creemos en la Fraternidad como Cultura y, con este post queremos animar a todos a hacer de ella parte de la práctica educativa. ¿Te apuntas?

sin-titulo-001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s